Beneficios y desventajas de una escolarización temprana


La edad en la que incorporamos a nuestros hijos a la escuela, es una cuestión que a muchas madres llena de dudas; a veces por la necesidad de dejar a su bebé debido a motivos laborales o por imaginar una mejor adaptación de los niños al colegio si inician en una edad temprana. Algunos padres de familia intentan cuidar a sus hijos los primeros años, sin embargo, hay otros que buscan lugares para dejar a sus hijos en los cuales se estimulen diversas habilidades.


La escolarización temprana tiene que ver con el proceso en el que los niños comienzan a asistir a la “escuela”, guardería o centro de estimulación temprana, incluso desde antes de cumplir el año y esto por distintas razones, las cuales conllevan tanto algunos beneficios como ciertas desventajas.


Cada bebé es diferente y la relación de afecto que se establezca con él será especial y única, y más que existir puntos en contra o beneficios, la inserción de los niños dependerá de las necesidades y tiempo de los padres. Por esta razón, debemos tener en cuenta que todo bebé está preparado para relacionarse con las personas y establecer vínculos emocionales. Sin embargo, para un adecuado desarrollo emocional, la formación en casa con una figura representativa constante durante los primeros meses de vida, es importante para formar un buen apego que le permita, más adelante, establecer relaciones positivas con los demás, afrontando futuros retos con mayor seguridad. Esto no quiere decir que la cantidad de tiempo sea lo importante, sino más bien la calidad con la que demos ese tiempo. Puede haber padres de familia que están con sus hijos muchas horas al día, pero que ese tiempo no están proporcionándole la atención que necesita. Es por esto, que debemos de hacer una reflexión de qué le estamos dando a nuestro hijo con el hecho de que se quede en casa. De la misma manera, los niños que se van a centros desde edades tempranas, revisar que estás haciendo para que el tiempo que te queda con ellos esté siendo verdaderamente aprovechado y de calidad. Un bebé necesita satisfacer sus necesidades de la mejor manera; necesita sentirse seguro de contar con personas disponibles para responder a estas necesidades; personas que le darán de comer o lo reconfortaran si tiene alguna molestia.



¿Qué beneficios tiene el llevarlo a guarderías o centros de desarrollo infantil?

Esta es una opción viable y adecuada, siempre y cuando el lugar elegido sea un espacio que brinde atención especializada y estimulante para que el bebé se desarrolle de la mejor manera posible. Además, esta situación también le brindará algunos beneficios como ganar mayor autonomía, se favorecerá el lenguaje y en ocasiones, es verdad que puede ayudar a tu bebé a contar con mayor preparación al momento de comenzar la escuela, ya que les ayuda a perder el miedo por la separación de la madre o padre.



En concreto, algunos beneficios de las escuelas en edad temprana pueden ser:

  • Se le da al niño la oportunidad de estimular muchas áreas de aprendizaje.

  • El proceso de adaptación del niño se vuelve menos difícil, lo que es probable que permita que el niño esté mejor preparado para asistir a la escuela.

  • Por lo general, los niños que asisten a guarderías o centros de estimulación, están atendidos por personas capacitadas que los tratan de manera personalizada y profesional, es importante que como padre te des a la tarea de buscar el mejor lugar para dejar a tú hijo.

  • Se busca desarrollar habilidades motrices, de coordinación, solución de problemas, atención, entre otras, dependiendo el centro.

  • La convivencia con sus pares y otros adultos se desarrolla, por lo que aprenden a compartir, a tener más empatía, a esperar turnos, etc.

Es importante mencionar que los puntos anteriores también pueden estar relacionados con lo que se aprende en casa y que tanto la escolarización temprana, como el cuidado en familia, son opciones adecuadas siempre y cuando se tenga a alguien que se asegure que el bebé pueda obtener el afecto y estimulación que necesita.



¿Qué beneficios hay del cuidado en casa los primeros años de vida?

  • Fortalecer el vínculo o apego madre/padre-hijo para fomentar mayor seguridad en el niño y que logre afrontar con mayor facilidad futuros retos.

  • El quedarse en casa con el bebé, puede asegurar la tranquilidad a la madre o padre, al saber que su bebé estará cuidado y con una persona que será constante en su vida.

  • Es probable que al quedarse en casa, puedas vivenciar más sus logros, como sus primeros pasos o palabras, lo cual será muy gratificante.

  • El cuidado en casa puede proveerle al niño más estabilidad, si no hay cambios constantes o bruscos.

No olvides que no hay una receta absoluta, todas las decisiones tienen pros y contras y lo más importante es que tú como padre estés tranquilo con la decisión que estás tomando, esa tranquilidad se la traspasarás a tu hijo y el tiempo que pases con él será de mejor calidad.